Saga El castigo

El Castigo

«Una novela llena de oscuridad». Éso es lo primero que pienso cuando me piden que defina qué tipo de novela es El castigo. Comenzó hace muchos años y permaneció oculta en un par de líneas, sobre un folio perdido, en una carpeta. Hasta que un día sus protagonistas no pudieron esperar más y me obligaron a sacar un tiempo casi imposible para escribir su historia. O al menos el inicio de ella porque tras escribir la palabra fin supe que Maied no iba a desaparecer. Aún tenía mucho que decir.

El castigo continuará. Su oscuridad no puede ocultarse mucho más tiempo.

Saga El castigo

Cuando escribía «El castigo» no pensaba en convertirlo en saga, ni siquiera sabía cómo terminaría. Al llegar a la palabra fin tenía claro que la historia debía continuar, que sus protagonistas me lo estaban pidiendo a gritos. Tardé mucho en decidirme, no iba a ser sencillo, lo que tenía en la cabeza era un mundo completo y si algo me da miedo es no poder expresar lo que quiero, lo que necesito que el lector vea.

Después de mucho escribir, tachar, borrar y volver a escribir, esa esperada segunda parte ya está aquí, y no solo eso… La tercera parte y una sorpresa especial, están ya en marcha.

El mundo de «El castigo» ha tomado el control.


Un secreto entre tú y yo. La portada de El castigo fue la primera portada que diseñé para una de mis novelas. Tenía la imagen clarísima dentro de mi cabeza y creo que el resultado final se parece bastante.